Soy psicóloga y hace seis años que recibí el diagnostico de fibromialgia, una enfermedad de dolor crónico permanente en todas las articulaciones y músculos. Es vergonzoso pero cuando se me declaró la enfermedad, usé bastón por meses y escribía mis columnas a los diarios con los dedos entablillados. Ni siquiera podía escribir en el celular porque me dolían los dedos. Sé lo que es llorar de dolor. Sé lo que es que el roce de la ropa haga arder la piel. Sé lo que es caer en depresión producto de una enfermedad incurable.

Hace cuatro años, me di cuenta que la fibromialgia está muy relacionada con la Psicología. Los períodos de estrés agravan las crisis y nuestro estado de ánimo tiene mucho que ver con el dolor. Yo aprendí a llevar una vida más desestresada, a aplicar técnicas de manejo de la ansiedad y trabajar mucho con mis emociones, con el reconocimiento y expresión de estas. El resultado es que llevo años sin crisis de fibromialgia. Ya no uso bastón, hago deporte y dejé de tomar los medicamentos para el dolor.

En mi consulta, atiendo a muchas personas con fibromialgia no sólo como Psicóloga sino que como persona que sufre de fibromialgia y los resultados son bastante positivos. Los pacientes disminuyen su dolor, aumenta la calidad de vida y poco a poco recuperan los ámbitos de la vida que habían ido perdiendo.

Para lograr estos objetivos trabajo en equipo con Psiquiatra, ya que hay cierto anti depresivos que disminuyen el dolor. La fibromialgia no puede verse sólo desde lo médico sino que también tomar en cuenta lo emocional.

Si tienes fibromialgia, te invito a que tomes una hora conmigo y me permitas acompañarte para ayudar a disminuir el dolor. No te atenderá solo una Psicóloga sino que alguien que pasó por lo mismo que tu estás pasando.

FacebooktwitterlinkedinFacebooktwitterlinkedin